Los Illuminati

 

Parte XI

 

El General Superior de los Jesuitas [7]

 

El siguiente artículo es de la publicación de Mayo del 2000 de The SPECTRUM Newspaper.

El uso público de este artículo está permitido en toda la extensión del artículo.

El artículo está basado en extractos de una entrevista hecha por Ricky Martin de SPECTRUM a Eric Jon Phelps, autor de Los Asesinos del Vaticano.

Yo les recomiendo que se lea en su totalidad.

 

...continuación

 

Martin: Estamos justo sobre el final. Hablemos sobre Bill Clinton. ¿Cómo ve a Bill Clinton en relación con los Jesuitas? ¿Cómo ve a Al Gore? ¿Qué pueden  nuestros lectores sacar de lo que usted está diciendo sobre el poder base de estos dos?

  

 Phelps: Bien, debemos recordar: ¿de dónde vino Bill Clinton? ¿Cómo llegó a ser Gobernador? Su padre fue una poderosa figura política, ya que su madre no era nada. Así que, él vino de la nada a ser algo, a través de alguna poderosa figura política, probablemente los Kennedys. Se rumorea que John Kennedy fue su padre, puede ser. Como sea, Clinton fue entrenado por los Jesuitas de Georgetown. Él fue el presidente de la clase de su primer año, creo. En su último año, él no fue reelegido a causa de que el cuerpo de estudiantes dijo que él era "demasiado cercano a la autoridad Jesuita"

   

Así que, él fue preparado por los Jesuitas para ser un poderoso líder político. Él fue localizado en Arkansas, dirigiendo esa estafa allí,  mientras él era Gobernador, en el negociado de la droga, perteneciente a Roma, trabajando con Reagan en el negociado de la droga, y con Bush. Entonces él es hecho Presidente.

   

¿Recuerda la foto de él en Georgetown, arrodillado en la tumba de Timothy Healy? Eso lo dice todo. Él es el completo y total peón de la Orden Jesuita que gobierna desde la Universidad de Georgetown. Él no hace nada que no sea lo que ellos quieren. Él nunca ha resistido ninguna cosa. Eso es por lo que él es intocable. Él puede cometer cualquier crimen. Él puede hacer cualquier acto de maldad, y nunca ser enjuiciado, ya que ellos llamarán a traidores como Arlen Spector para vindicarlo. Y, desde luego, Arlen Spector fue el Judío del Cardenal Spellman en el asesinato de Kennedy – malvado, maligno, de por vida Senador por Pennsylvania, lo cual muestra que ya no hay más elecciones. Nadie votó por Arlen Spector que yo sepa. Él es un anti-arma. Así que, ellos lo hicieron Senador de por vida. Ellos hicieron a Teddy Kennedy un Senador de por vida. Bill Clinton está completamente a su disposición. Él saldrá del cargo. Él nunca vivirá feliz después, a menos que empiece a hablar. Si él empieza ha  hablar, él está terminado. Él NO es un Bautista. Él es leal a la Orden Jesuita.

 

Cuando el Señor destruya todos los ejércitos Gentiles, él entonces establecerá el Reino Davídico que él vino a establecer – la nacida de nuevo nación de Israel.¿Puede una nación nacer en un día? Isaías, Capítulo 66 –ellos nacerán de nuevo, heredarán todas las promesas, y el Mesías se sentará en el Reino con Abraham, e Isaac, y Jacob, justo como él lo dijo, y él comerá el fruto de la vid otra vez. Ya que él dijo: "No comeré esto de aquí en adelante, hasta que digáis, ´Bendito es el que viene en el nombre del Señor´ hasta que lo coma nuevo con vosotros en el Reino". Entonces él beberá vino, él comerá del fruto de la vid; él comerá pan; él será el Mesías, Rey del Mundo entonces, gobernando el mundo desde Jerusalén.

 

Así, que nosotros tenemos que lo que viene es más incredulidad, más persecución, menos fe, menos hombría, menos agallas, y tendremos más persecución de la Orden Jesuita, más control monetario.

Tendremos otro escenario, el de el Gobierno Mundial, bajo el Papa desde Jerusalén, y eso es lo que los Jesuitas quieren.

Y, en definitiva, Dios[sic] en Su providencia, ha permitido que eso llegue a suceder por 42 meses: 1260 días. Así que eso es lo que yo veo venir. Pero lo que creo es, no creo que la doctrina de la venida del Anticristo debiera ser usada como fatalismo –como diciendo: "Bien, eso se viene, así que nosotros no podemos hacer nada al respecto. Los bastardos están viniendo para liquidarnos". Esa es una excusa para la cobardía.

Nosotros necesitamos cumplir con nuestro deber. Necesitamos resistir la maldad en nosotros mismos y alrededor de nosotros, y tanto como tengamos aliento. Y parte de resistir esa maldad es resistir a la Orden Jesuita. Es resistir la tiranía anticristiana. Es resistir el absolutismo. Es resistir a los criminales que están en nuestro gobierno. Nosotros tenemos una responsabilidad civil, y lo que fundamenta a un gobierno es que castiga al malo y recompensa al bueno. Y cuando ya no castiga al malo, no es un gobierno. Nosotros ya no le reconocemos ninguna lealtad. Nosotros quitamos nuestra lealtad, y asumimos nuestro propio poder soberano. Y eso es exactamente los que los Parlamentarios hicieron con Escocia cuando ellos retiraron su lealtad de, quien fue, el Rey Jaime II, o Carlos II; ellos retiraron su lealtad y el inglés se instaló allí y, finalmente, muchos de esos Parlamentarios fueron matados. Pero en la gloriosa Revolución de 1688, ellos obtuvieron su libertad.

Otra cosa es, todos estos hombres –ellos quieren ganar ahora mismo. Ellos quieren hacerlo y experimentar la victoria. Nosotros no tenemos garantizado eso. ¿Porqué no decir las cosas como son?, resista la tiranía, y si nosotros somos matados en el proceso, entonces alabe a Dios[sic] –quiero decir: ¿no es el Cielo un lugar mejor que éste? ¿Cuál es el gran temor? Todos estos hombres no conocen al Señor, tanto como para confiar en Él en el medio de una tormenta. Ellos están llenos de temor; ellos están llenos de terror, y ellos están temerosos de morir. Así que, esperanzadamente, con la verdadera predicación del Evangelio –y finalmente habrá algunos predicadores que se levantarán que nos alentarán a hacer lo recto y no temer la muerte, y resistir esos poderes de maldad –esperanzadamente esto comenzará a cambiar y habrá hombres que reclamarán la secesión [*independencia de un estado de los restantes], y los estados comenzarán a dejar esta Unión, igual que Chechenia, y esos otros, y entonces el Señor intervendrá por nosotros. Si nosotros le honramos a Él, Él nos honrará a nosotros. Si nosotros peleamos por Sus causas, Él nos bendecirá. Y necesitamos dejar de mirar a las diferencias [*refiriéndose a la superioridad material del enemigo].

Nosotros siempre hemos sido superados numéricamente. Siempre hemos sido superados en armas. Y eso es la forma en que le gusta a Dios[sic], ya que entonces, cuando nosotros ganemos, obviamente Él será el que lo hizo. Así que eso es lo que yo veo para el futuro, y veo un gran vacío justo ahora que necesita ser llenado. Y será llenado con los hombres de Dios[sic] diciendo la verdad, o será llenado con Jesuitas abogando para que cada uno se rinda, baje su pistola, y se someta a este Nuevo Orden Mundial, bajo el Papa. La cuestión es: ¿Qué va a hacer USTED, querido lector?     

   

Nota del Editor: El libro de Eric Jon Phelps Los Asesinos del Vaticano

probablemente estará disponible a través de Wisdom Books & Press después del

primero de Agosto [*del 2000, (en inglés)].