Los Illuminati

 

Parte VIII

 

El General Superior de los Jesuitas [4]

 

El siguiente artículo es de la publicación de Mayo del 2000 de The SPECTRUM Newspaper.

El uso público de este artículo está permitido en toda la extensión del artículo.

El artículo está basado en extractos de una entrevista hecha por Ricky Martin de SPECTRUM a Eric Jon Phelps, autor de Los Asesinos del Vaticano.

Yo les recomiendo que se lea en su totalidad.

 

...continuación

 

Martin: ¿Qué es el Instituto Real de Asuntos Internacionales?

   

Phelps: El Instituto Real de Asuntos Internacionales es lo mismo que el Consejo de Relaciones Exteriores (CFR) norteamericano. El Instituto Real dirige el Imperio inglés y el británico, lo que alguna vez fue parte del Imperio británico, justo como el CFR dirige nuestro país, ellas son organizaciones hermanas.

   

Martin: ¿Dónde están ellas basadas?

   

Phelps: Ellas están basadas en Londres.

   

Martin: ¿Y quién está a la cabeza; lo sabe usted?

   

Phelps: Yo no lo sé justo ahora. La Sociedad John Birch escribió un montón sobre eso, y ellos denunciaron al CFR y al Instituto Real de Asuntos Internacionales. Allan Stang ha escrito un montón sobre eso.

   

Martin: ¿Qué fue la "Conspiración de la Pólvora" de 1605?

   

Phelps: La Conspiración de la Pólvora de 1605 fue el intento Jesuita de destruir lo que William Howitt –y Howitt fue el gran escritor que escribió Una Historia Popular Del Sacerdocio, 1835– él dijo que eso fue un intento Jesuita para destruir nuestro Gran Rey Salomón, el Rey Jaime I, junto con el Parlamento Protestante entero. Ya que, recuerde, Elízabeth I había expulsado los Jesuitas de su imperio, y si ellos fueran aún capturados ellos iban a ser traídos y descuartizados. Luego de que ella murió, la conspiración avanzó con William Cecil. Ellos nombraron al hijo de la Reina María de Escocia como el Rey de Inglaterra, más bien que el hijo de Elízabeth, ya que Elízabeth tuvo un hijo que fue el conde de South Hampton, Wriothesley, y que fue el hijo de Edward Devere, a quien nosotros conocemos como William Shakespeare. No hubo tal William Shakespeare. El hombre fue Edward Devere. Él dirigía el Teatro Globe. Él fue el Lord Gran Chamberlain de la Reina Elízabeth, y él secretamente tuvo un hijo que fue el Tercer Conde de South Hampton. Él era el verdadero heredero al trono, no el Rey Jaime Sexto de Escocia.

   

Usted puede encontrar todo esto documentado en dos grandes obras: la primera es llamada Shakespeare Identificado y el autor es Looney. La explosión de ese libro es llamada Esta Estrella De Inglaterra, escrito por Carlton y Dorothy Ogborn, en 1952, y es un trabajo de 1200 páginas, y en éste ellos explican todos los papeles de Shakespeare y que ellos son, en las palabras de Hamlet: "Un breve extracto y crónica de los tiempos". Nada sino historia.Y luego está otro libro, ¿Shakespeare Fue Algún otro?, escrito por Tweeny, y en ese libro él evalúa los 150 sonetos. En esos sonetos Edward Devere puso su nombre: Vere o Uvre o Vere –él puso su nombre en acrósticos a través de todos los sonetos. Y en el último par de sonetos él puso su nombre en dobles acrósticos. Es maravilloso, mostrando que él escribió los sonetos.

   

Martin: ¿Porqué estaban los Jesuitas tan enojados acerca del Edicto de Nantes, y cuál fue su significación?

   

Phelps: Bien, la Revocación del Edicto de Nantes –que se puede pronunciar Nantes o Nantz. Como sea, el Edicto de Nantes fue promulgado por el Rey Enrique IV. El Rey Enrique IV fue un Católico Romano, pero él se convirtió al Protestantismo y llegó a ser un Hugonote. Pero a él no le fue permitido ocupar el trono de Francia hasta que él renunciara a su Protestantismo. Así que, por causa del reino, él renunció a su Protestantismo, y en 1610, creo, publicó el Edicto de Nantes.

   

El Edicto de Nantes garantizó la libertad religiosa de todos los franceses. Eso incluía a los Protestantes, Calvinistas, Hugonotes, lo cual desde luego incluía a aquellos que habían seguido al Almirante Coligny, a quien los Jesuitas asesinaron por medio de esa loba, Catalina de Medici. Con el Edicto de Nantes nosotros tenemos libertad religiosa en Francia. Esto no puede ser. Francia es la piedra angular del poder Jesuita, así que no podía ser permitido que esto tome lugar. El concilio de Trento la había condenado, ya que es libertad de conciencia.

   

Así que, luego de que ellos asesinaron a Enrique IV con Ravaillac, cuando ellos le apuñalaron en su corazón, de acuerdo a Sully en sus memorias, ellos mataron a Enrique IV por esto, y también por intentar fortalecer a los Holandeses. Ellos entonces, en 1685 derogaron el Edicto de Nantes – cuando os Beatles cantan sobre el "Rey Sol" en su álbum "blanco", ellos están cantando sobre Luis XIV. Y eso le está diciendo a Usted que los Beatles eran controlados por los Jesuitas. El Rey Sol, Luis XIV que reinó, que gobernó Francia, por, creo, 60 años, él, a causa de su confesor Jesuita, Pere La Chaise, derogó el Edicto de Nantes, y con eso, no más libertad religiosa en Francia.Y entonces ellos enviaron sus dragones franceses y decapitaron y mataron cada Hugonote que ellos pudieran encontrar, conduciendo a 500.000 franceses fuera del país, la riqueza de Francia, la hombría de Francia, toda dejada para Holanda e Inglaterra. Eso destruyó a Francia. Desde entonces en adelante, Francia llegó a ser nada como nación.

  

La Revolución Francesa nunca hubiera ocurrido si la Anulación del Edicto de Nantes no hubiera tomado lugar. Por eso ahora, no hay Biblias en Francia. Y hasta este día, los franceses no han publicado nunca una versión de la Biblia del Textus Receptus en francés. Número uno, todas las Biblias francesas han sido producidas en países extranjeros, cuando ellas fueron traducidas al francés a partir del Textus Receptus griego; Francia nunca lo ha hecho. Eso muestra el poder Jesuita sobre Francia hasta este día. Y los franceses han sido probablemente los más valerosos, los más fuertes, los más agraciados, los más determinados en echar a los Jesuitas de su país. Ellos los han echado, para mi conocimiento, tres veces –y otra vez, los Jesuitas volvían, fomentando guerras, matando gobernantes, etc. Ellos condujeron a Eugene Sue al exilio; y murió de un corazón quebrantado. Ellos condujeron a Calvino al exilio; él nunca pudo retornar a Francia. Todos los grandes hombres franceses fueron conducidos al exilio. Así que nosotros tenemos, como patriotas americanos, sentimos una gran camaradería hacia los franceses. Ellos nos ayudaron en nuestra Revolución americana. ¿Y por qué nos ayudaron ellos? Porque los Jesuitas habían sido  expulsados de Francia. ¿Por qué nos ayudó España? ¿Porqué ellos ayudaron a financiar nuestra Revolución? Porque los Jesuitas habían sido expulsados de España. Así que luego vino la venganza sobre España y Francia, por ayudar a esta hereje, nación Protestante, a venir a la existencia, vino la venganza con las Guerras Napoleónicas, cuando ellos mataron a Luis XVI y sacaron a los Borbones del trono de España. Esa fue la venganza de los Jesuitas.

   

Martin: Por 30 años de guerra, desde 1618 a 1648, usted afirma que los Jesuitas, a través de Fernando II, mataron diez millones de personas. Esa es una importante afirmación.

   

Phelps: Esa afirmación viene de la Historia Del Mundo de Ridpath, publicada en 1899. Y esa es su enciclopedia de su historia del mundo. Eso era de conocimiento común en 1899. La Guerra de los 30 Años fue un infierno sobre la Tierra para Europa. Dos terceras partes de Alemania fueron traídas de nuevo atrás para Roma. Fue arrasada, saqueada, y destruida. Wallenstein y Tilly fueron los fanáticos generales Católicos Romanos que saquearon, hicieron pillaje, y saquearon cada cosa en su camino. Pero el Señor levantó ciertos grandes generales como Gustavo Adolfo de Suecia. Él fue llamado el "Rey de la Nieve" y fue aquel que finalmente preparó el camino para la victoria de la Guerra de los 30 Años. Pero sin esa victoria Protestante de la Guerra de los 30 Años, sin la paz de Westfalia, a la cual el Papa no fue invitado, no habría habido era moderna como nosotros la conocemos hoy. De acuerdo a cualquier historiador, la era moderna comenzó en 1648. Eso es cuando la Guerra de 80 Años en Holanda finalizó con España. Eso es cuando la Guerra de los 30 Años finalizó entre Fernando II y los Protestantes de Alemania y Suecia, y así sucesivamente. 1648 es el maravilloso año en el cual la Era Moderna comenzó, cuando los inventores podían ir a Alemania y decir: "Bien, usted sabe, podría ser que la tierra no sea plana" [*una forma de decir que se podía opinar libremente]. Y quizás Leeuwenhoek pueda inventar el microscopio en Holanda, y entonces, más tarde, James Clerk Maxwell, quien fue un creyente de la Biblia, Protestante Presbiteriano, pudo escribir su tratado llamado Electricidad Y Magnetismo, el padre de lo que nosotros conocemos hoy sobre electricidad y magnetismo. Ahora, la ciencia puede echar pimpollos y florecer. Ahora nosotros podemos tener literatura. Ahora podemos tener grandes escritores, como Sir Walter Scott, quien escribió grandes obras tales como Ivanhoe y Peveril Of The Peak. Ahora nosotros podemos tener a Charles Dickens, otro Protestante, quien escribió Historia De Dos Ciudades, una de ellas Londres y la otra Roma. Nosotros tenemos una gran literatura emergiendo como resultado de la Era Moderna.

   

Pero los Jesuitas en su determinación de destruir la Reforma y la Era Moderna y llevarnos atrás a la Era de la Tinieblas, buscan revertir los efectos de la Era Moderna, y así, lo que fue logrado por la Guerra de los 30 Años. Y conocer la Guerra de los 30 Años es entender la segunda guerra de los 30 años, la cual comenzó en 1914 y terminó en 1945. [*El autor, apropiadamente, ve a la primera y segunda guerras mundiales como un mismo proceso]

   

 

 

Martin: En 1639, los Jesuitas fueron también expulsados de Japón. Aparentemente los Jesuitas nunca olvidaron eso.

    

Phelps: Ellos nunca lo olvidaron. Por más de 200 años ellos han estado expulsados. Y recuerde las palabras de Lincoln: "Los Jesuitas nunca olvidan ni perdonan". Así que, el tiempo de la venganza vino para Japón. El Emperador los había expulsado, así que esa dinastía fue marcada. Finalmente, el Emperador debía ser destruido o su dinastía entera debía terminar. Y así el tiempo de venganza fue el masivo bombardeo de la Fuerza Aérea Norteamericana, financiada por los Jesuitas, como los Jesuitas eran propietarios de Lockheed, Boeing, McDonald-Douglas, y Grumman, y ellos usaron sus B-29 para bombardear Japón hasta hacerlo añicos. Usted puede obtener el hecho de que los Jesuitas controlan esas compañías aéreas de Los Miles de Millones del Vaticano por Avro Manhattan.

   

Martin: Estoy tratando de remontar un poco más la corriente aquí, pero algunas de sus cosas antiguas son tan fascinantes, voy a ir hacia atrás y hacia adelante. Nuestros lectores van a tener que ser un poco flexibles en su lectura.

  

Phelps: Bien.

   

Martin: En 1649 fue la Masacre Irlandesa. ¿Qué fue eso?, y discutamos el odio entre los Protestantes y los Católicos en Irlanda, como resultado de la Masacre Irlandesa.

   

Phelps: Bien. Desde luego, nosotros creemos en la libertad de expresión, la libertad de conciencia, la libertad de prensa. Eso es una consecuencia del Protestantismo, ya que todos los Protestantes estaban defendiendo su derecho a creer en la Biblia en contra de las expectativas de Roma para que crean a los sacerdotes y los decretos de los Papas. Muchos de los Irlandeses eran nacidos de nuevo. Ellos vinieron a conocer al Señor. Se predicó mucho allí. De hecho, Patrick, del Día de San Patrick, no era Católico. Él fue un Protestante. Y así, él fue un gran predicador Protestante de Irlanda, y muchos, muchos Irlandeses llegaron a conocer al Señor. Y su punto de localización fue primariamente en el Norte, en Irlanda del Norte, la cual es hoy el Ulster, Belfast, etc. Bien, los Jesuitas, en cumplimiento de su Juramento Sangriento donde hacen y libran incesante guerra contra todos los Protestantes, y todos los políticos liberales, ellos incubaron con la familia O´Neil el complot para matar a todos los Protestantes Irlandeses en Irlanda. ¿Y me maravillaría si esa familia O´Neil estaba relacionada a Tip O´Neil? En 1641, la masacre comenzó, llevada a cabo por los nobles Católicos Romanos y el populacho en Irlanda. Cuando ellos lanzaron esa masacre, ella continuó desde 1641 hasta 1649. La masacre finalizó cuando ellos mataron 150.000, pero ellos todavía enseñaban a los niños católicos a matar a los niños Protestantes. Así que, los Protestantes Irlandeses estuvieron siendo masacrados en masa, por 8 años.

 

Eso NUNCA es dicho cada vez que alguien está hablando sobre Oliver Cromwell, cuando Cromwell llegó con su Ejército Puritano y puso fin a eso, cuando él tomó Drogheda, y mató cada cosa viviente en Drogheda –hombre, mujer, niño, animal, cada cosa. Algunos dicen: "Oh, la bestia Oliver Cromwell. ¡Miren lo que le hizo a  Drogheda!" ¿Qué sobre esas bestias matando a esos Protestantes Irlandeses por 8 años, reventando la cabeza de los bebés, estrellándolos contra las paredes, así como lo hicieron guiados por los sacerdotes?

  

Eso fue exactamente igual a lo que ellos hicieron en Croacia con los Serbios en la Segunda Guerra Mundial, cuando ellos extraían los ojos de los Serbios, donde un sacerdote en particular tenía 23 kilos de ojos. Ellos estaban haciendo la misma cosa a los Protestantes de Irlanda. Así que, cuando Cromwell llegó, y ello fue una venganza por la Masacre Irlandesa, y la Masacre Irlandesa NO fue lanzada por los Protestantes, ella fue lanzada por los Jesuitas de acuerdo al Libro De Los Mártires de Fox. Y usted puede encontrar la narración entera allí, la cual es un clásico que todo inglés usó para leer con la Biblia King James.

   

Martin: ¿Cree usted que Gran Bretaña es verdaderamente Protestante, o controlada por los Judíos, o controlada por los Jesuitas?

   

Phelps: Controlada por los Jesuitas.

   

Martin: ¿Por qué?

   

Phelps: Bien, retrocedamos. Para entender el hoy debemos retroceder hasta las Guerras Napoleónicas. Cuando Napoleón vino al poder, él fue traído al poder en Córcega. Cuando los Jesuitas fueron suprimidos, uno de sus principales lugares de estadía durante su supresión fue la Isla de Córcega. Los Jesuitas, recuerde, habían culminado los Elevados Ritos de la Masonería con Federico el Grande, y entonces usaron a su Masón francés Napoleón para ejecutar su venganza. Sin embargo, los Jesuitas fueron también protegidos durante su supresión en Inglaterra. Un muy rico terrateniente –y usted puede encontrar esto en Historia Del Mundo de Ridpath – dio su maravilloso, bello, estado de Stonyhurst a la Orden Jesuita. Y desde entonces en adelante, los Jesuitas recibieron protección del Rey Jorge III, y usted encontrará esto en Los Jesuitas de Mitchell. Mitchell es un historiador inglés.

 

Así que los Jesuitas están ahora protegidos por el Rey Jorge III. Ellos van a mantener su trono. Los Jesuitas usaron el ejército inglés y la flota en la resistencia a Napoleón, de modo que ambos lados están así controlados, así que entonces los Jesuitas pueden controlar el porvenir. El resultado final es que, luego de que Napoleón logró cada cosa que los Jesuitas querían que hiciera –la expulsión de los caballeros de Malta, la quita de los Católicos Romanos de sus tronos, la prisión del Papa por 5 años, etc.–. Entonces se le ordena a Napoleón a abandonar su ejército en las nieves de Rusia, matando todos esos patriotas alemanes y franceses, de modo que quedaran muy pocos patriotas en Europa para resistir la tiranía que vendría en Francia con Luis XVIII, a quien los Jesuitas pusieron sobre el trono.

   

Luis XVIII estuvo en el exilio, en Inglaterra, en una sala propiedad del Rey Jorge, esperando la finalización de las Guerras Napoleónicas. Así que, los Jesuitas pusieron de nuevo a Luis XVIII en el trono. Él readmitió a los Jesuitas, lanzó la inquisición, justo igual que lo hicieron con Fernando VII cuando ellos le restauraron el poder en España después de las Guerras Napoleónicas. ¿Y dónde obtuvieron su protección esos monarcas? Del Rey Jorge III. El Rey Jorge fue usado por los Jesuitas para restaurar su poder en Europa, luego de las Guerras Napoleónicas, luego de que ellos castigaron al Papa y los monarcas. Por tanto, es realmente desde 1795, justo alrededor de entonces, que los Jesuitas han controlado Inglaterra. Ellos han controlado a los Caballeros, ellos han controlado al Rey. Totalmente a través del siglo 18; ahora, Inglaterra nunca iría a la guerra contra Francia otra vez. Inglaterra se pondría del lado de Francia durante la Guerra de Crimea. Inglaterra estaría del lado de Francia durante la Primera y Segunda Guerras Mundiales. Inglaterra y Francia están juntas, ambas controladas por los Jesuitas – aunque Francia es predominantemente un país Católico, e Inglaterra era, al menos en su superficie, un país Protestante. ¿Por qué entonces deberían ambos trabajar juntos, teniendo ambos la misma política exterior? ¿Por qué? Porque los Jesuitas controlan ambos países.

   

Cuando Rothschild envió esa nota, por medio de Roost, a Londres, diciendo que Napoleón había ganado la Batalla de Waterloo, [*mintiendo, pues Napoleón había sido derrotado en Waterloo por el ejército inglés y prusiano], eso es por lo que las acciones se desplomaron, y todos los Jesuitas compraron todas las acciones, en Londres, y obtuvieron el control del Banco de Inglaterra. Los Jesuitas entonces hicieron a Londres su centro comercial del mundo, y Roma su centro religioso, apuntando a que algún día Jerusalén pudiera ser ambas cosas. Así que ahora los Jesuitas están en control de Inglaterra. Después de las guerras napoleónicas, nosotros tenemos el Congreso de Viena en 1815, ¿Y adivine quiénes están allí? Todos los representantes del Rey Jorge. Inglaterra está representada en el Congreso de Viena, el arreglo después de la Guerras Napoleónicas. Si Inglaterra fuera verdaderamente Protestante, ellos nunca hubieran ido allí. Ahora los Jesuitas están en control de Inglaterra durante todos los 1800, y ellos usan el Imperio británico para fomentar el poder del Papa. Inglaterra ha estado bajo el control de Roma, el control del Papa, desde entonces, como máximo desde 1850. Y yo digo desde 1795.

   

Martin: Hablemos sobre Isabel II.

   

Phelps: Isabel II es una maligna, malvada reina. Ella es la cabeza de los Caballeros de Malta en Inglaterra. Ella hace una reverencia ante el Lord Mayor en la Vieja Londres, y ella va y visita a los Jesuitas de Stonyhurst, teniendo completa lealtad con ellos y hará cada cosa que le digan que haga, o ellos se desharán de ella exactamente como ellos lo hicieron con el resto de todos los monarcas en Europa.

   

Martin: Así que usted la ve a ella como un peón.

   

Phelps: Ella es sólo un peón, seguro. Ella no es nada. Recuerde, hombres blancos gobiernan el mundo. Malignos, blancos, sodomitas, hombres homosexuales gobiernan el mundo, y esos son los Altos Jesuitas, con sus Altos Caballeros de Malta y Altos Masones, ellos gobiernan. Y esas mujeres que están envueltas son sólo peones en su juego, tal como la reina, la reina de Holanda, para dar la apariencia de que esas naciones tienen un monarca soberano, cuando de hecho, ellos son sólo herramientas. Inglaterra ha hecho algunas cosas horribles, terribles cosas, y todas esas cosas que ellos han hecho han ido acrecentando y beneficiando a la Orden Jesuita. Ellos nunca resistieron a Napoleón III. Napoleón III fue un fanático Masón Católico Romano, sujeto a los Jesuitas; quien fuera el Rey de Francia por 18 años, en el segundo Imperio. Inglaterra nunca le resistió. Ellos pelearon junto con él en la Guerra de Crimea. Y Napoleón III dedicó todas sus naves a la Virgen María. Inglaterra ha estado del lado de los Jesuitas desde 1815, no más tarde. Así que, eso significa que el Servicio Secreto británico está trabajando totalmente para Roma, a través de los 1800.

   

Martin: ¿Cómo hicieron los Jesuitas para recuperar el control del Vaticano en 1814?

   

Phelps: Recuerde que ellos estaban en control de Napoleón. Un Jesuita de nombre Abbie Sieyes – usted puede encontrarlo, otra vez, en Historia del Mundo de Ridpath – Abbie Sieyes fue un individuo entrenado por los Jesuitas, y yo creo que él fue un Jesuita. Él estuvo en el Directorio, él estuvo también en el Consulado; él estuvo en el puesto de segundo consejero. Napoleón fue el primero, él fue el segundo. Él fue el asesor y director de Napoleón. Abbie Sieyes, siendo el Jesuita que fue, ordenó a Napoleón a aprisionar al Papa por 5 años, ¡y él lo hizo! Así que el Papa estuvo en prisión por 5 años hasta 1814, cuando él restauró la Orden Jesuita. El Papa, antes de aquel, fue matado. Ellos le trajeron sobre las montañas de los Alpes, y el murió a través de esa debacle. Los Jesuitas acabadamente humillaron al papado. Ellos usaron sus soldados franceses para volcar la silla de San Pedro, y encontraron escrito en árabe: "No hay otro Dios sino Alá, y Mahoma es su profeta". Y ESO es lo que está bajo la silla de San Pedro hoy. Ella fue robada de algún califa durante las Cruzadas. Ellos intimidaron completamente al Papa y mostraron su poder. El Papa entonces los restauró a ellos con una Bula Papal, invocando la venganza de los Apóstoles Pedro y Pablo, bla, bla, bla, contra cualquiera que suprimiera de nuevo la Orden Jesuita. Cuando los Jesuitas fueron "reinstalados" en todo su poder, allí es cuando ellos estuvieron en control del Papa, y lo están desde entonces. Cualquier Papa que los resista será castigado o muerto. Y todos los Papas lo saben. Cuando Pío IX quiso una constitución liberal para el pueblo Italiano en 1849, todos los Italianos estuvieron deleitados. Aquí está un Papa liberal; él nos va a dar derechos constitucionales; vamos a tener una constitución. Los Jesuitas levantaron una revolución con Garibaldi y sus Masones, y sacaron a Pío IX de su trono. Él tuvo que permanecer en Gaeta por casi un año. Cuando él retornó a Roma, bajo la protección del ejército francés de Napoleón III – entonces era el ejército de la república que más tarde sería "el ejército del imperio"– pero ellos retornaron con un ejército francés, protegiendo al Papa, quien llegó luego a ser el más fanático absolutista, consecuente a los deseos de los Jesuitas.

   

Así que, Pío IX fue castigado. Pero los Papas que no obedecen, tal como ocurrió, En el Nombre de Dios, al Papa que fue muerto luego de 33 días, cuando él no siguió a la Orden Jesuita, ellos pusieron fin a su vida. [*Se refiere a Albino Luciani, conocido como Juan Pablo I, que murió misteriosamente 33 días después de su elección como Papa].

[Nota del Editor: Eric Phelps se está refiriendo aquí a la muy bien investigada y profundamente esclarecedora gema de los Libros Bantam de 1984 (¡que es muy difícil de encontrar, por "alguna" razón!) por David A. Yallop, llamada En el Nombre de Dios, la cual detalla la acabada investigación del autor en la muerte del Papa Juan Pablo I la noche del 28 al 29 de Septiembre de 1978 luego de que Juan Pablo había estado indagando en la masiva red de corrupción rodeando al Banco Vaticano. Para aquellos de ustedes que buscan pistas, noten bien la elección del día 33 desde su elección para la ejecución de su muerte]. [*Los masones y ocultistas usan este número como una signo de ellos].

   

Cuando usted roba del Vaticano, como el Cardenal lo hizo en la Logia PII, ellos lo mataron (a Kalvi), y ellos colgaron al otro tipo, comenzando con la jurisdicción del almirantazgo, en su primer puente del océano. Así que ellos tienen sus asesinos donde quiera para llevar a cabo sus órdenes. Ellos son máquinas. Ellos son los perfectos "Candidatos de Manchuria" y ellos matarán papas, cardenales, presidentes, reyes, y kaisers, para mantener el poder Jesuita. Ellos son totalmente inmisericordes –tal como lo dicen en los Protocolos: "Nosotros somos despiadados".

   

Martin: Si usted mira alrededor del mundo hoy, ¿A quién ve oponiéndoseles?

  

Phelps: Eso es interesante. Yo tengo un amigo que hizo sólo unos pocos viajes a Haití. Le dije sobre los Jesuitas. Él interrogó a unas pocas personas, y encontró que Papá Doc había expulsado a los Jesuitas de Haití.

   

Martin: ¿No está bromeando?

   

Phelps: Eso es correcto. ¿No es interesante? Su hijo fue pronto sacado del poder y el tipo que fue puesto en su lugar, creo que fue Aristide, es un miembro del Consejo de Relaciones Exteriores y un completo peón del Papa y la Orden Jesuita – por esa razón, cuando esos Haitianos quisieron sacar a Aristide de su poder, este puerco, gobierno en Washington controlado por los Jesuitas, puso un embargo contra Haití, haciendo naufragar al país. ¿Ve como el gobierno de los Estados Unidos usa su poder militar, político, y financiero para mantener el poder temporal del Papa? Y eso no solamente en Haití, sino donde sea. Rusia es otro ejemplo.

 

Continúa...